sábado, 3 de noviembre de 2007

LAS TORRES DE VALDIVIELSO

En la provincia de Burgos es bastante común que los templos románicos rurales tengan una torre sobre el crucero, que suele estar abovedado en estos casos con cúpula sobre trompas o, al final del Románico, con bóveda de arista.

Hay muchos casos en que la torre es posterior a la época románica: San Quirce, Tabliega, Moradillo de Sedano, Soto de Bureba... A veces, la iglesia ya estaba preparada para la construcción de una torre, que en algunos casos había sido iniciada pero no completada. Otras veces es necesaria una modificación del abovedamiento para que pueda soportar la estructura.

Por supuesto, los casos más interesantes son aquellos en que la torre es contemporánea a la iglesia. Es lo que sucede en iglesias como la de Monasterio de Rodilla, la de Valdazo (con dudas) y las tres iglesias de Valdenoceda, El Almiñé y San Pedro de Tejada, en el Valle de Valdivielso. Las tres, y sobre todo las dos últimas, son las más bellas de la provincia.

La iglesia de Valdenoceda conserva la nave de tres tramos, el último de los cuales se cubre con cúpula y soporta una torre sencilla de planta rectangular con dos ventanas en cada lado. En el husillo de acceso están incrustados dos relieves de evangelistas.

Valdenoceda. Torre

Valdenoceda. Relieves del husillo

Mucho más interesante es la torre de El Almiñé, quizá la más espectacular de las tres; aunque casi carente de escultura, la estilización debida a la abundancia de columnillas adosadas lo compensa con creces. Es de planta cuadrada y se levanta sobre una cúpula de buena arquitectura.

El Almiñé. Torre

El Almiñé. Torre. Interior

Es San Pedro de Tejada el único de los tres templos conservado completamente y uno de los más armónicos de toda la provincia. La torre no lo es menos. Se parece a la anterior en forma y situación; es de estructura más sencilla, pero tal vez más esbelta . En cambio, la escultura de los canecillos y de los capiteles es muy variada aunque la calidad no sea particularmente destacable. En uno de los capiteles de los ajimeces se representan gallos afrontados, lo que no he visto en otro lugar.

San Pedro de Tejada. Torre

San Pedro de Tejada. Torre. Interior

San Pedro de Tejada. Torre. Cornisa

Nota: En el mensaje de hoy todas las imágenes son cortesía de Carlos Javier Calderón salvo las dos últimas.

1 comentario:

Paco dijo...

Buen reportaje, amigo. Sólo una aportación: gallos afrontados los he visto en al Iglesia de la Magdalena, en Avila. Lástima no poder adjuntar fotos.